SECRETARIADO NACIONAL DE CHILE  CURSILLOS DE CRISTIANDAD

 

SECRETARIADOS DIOCESANOS DE CHILE

SECRETARIADO DIOCESANO DE LA SERENA

    Actualizada al 20.10.2014

1.- COMPOSICION DEL SECRETARIADO:

CARGOS NOMBRES DIRECCIÓN TELEFONO CELULAR CORREO ELECTRONICO CUMP.
Asesor Espiritual Horacio González D. Parcela 302 Ruta 41 La Serena 271557 95420294 horangodi@gmail.com 29/10
             
Presidentes Álvaro Pacheco A.Arenas 3291, El Milagro 1, 481612   apacheco@ucn.cl 27/08
  Maribel Pedraza de Pacheco La Serena     maribel.pedraza@gmail.com 09/12
             
Vocalía Escuela Edgardo Ángel Icarumbi 599 La Serena 480687 94257422 nonodonato@gmail.com 08/09
  Isabel Villalobos de Angel         21/03
  Sara Huerta S. Parcela 302 Ruta 41 La Serena 271557 96431177   17/10
             
Vocalía Piedad Gregorio Espinoza Manuel de Salas 461 Andacollo 219608 84103073 andacollojoyas@hotmail.com 30/03
  Yoyce Blanco de Espinoza     87553626 yubyx@hotmail.com 02/05
             
Vocalía Secretaria Cecilia Flores Varas Psje Floto 463 La Serena   85371290 cecilia_flores_v@hotmail.com 11/03
             
Vocalía Finanzas Gustavo Castillo Avda. Riquelme 96 Andacollo   99387492 gustavo.castillo@casvic.cl 25/03
  Norma Vicencio de Castillo     71593983 norma.vicencio@casvic.cl 19/10
             
Vocalía Ultreya Wilson González Alessandri 872 Coquimbo 495229   Wilson3gonzalez@hotmail.com 09/11
  Ingrid Moris de Gonzalez     91804054 Imoris7@gmail.com 30/03
             
Vocalía Juventud Rosario López Morrillos 420 San Juan Coquimbo   61913002 rlopezvelis@gmail.com 15/01
  Dennis Bordones I.Carrera Pinto 626 Coquimbo   85575771 dbordones@ucn.cl
dennisbordones@hotmail.com
20/08

2.- HISTORIA DEL MOVIMIENTO EN LA DIOCESIS:

            El 28 de junio de 1967 asume como Arzobispo de La Serena Monseñor Juan Francisco Fresno Larraín,  quien descubriendo los designios de los tiempos y queriendo poner en práctica el sentido comunitario vertido del Concilio Vaticano II, empieza a  darle forma a las Comunidades Eclesiales de Base, producto de las distintas misiones llevadas a efecto en Ovalle, Coquimbo, La Serena.

Para fortalecer el trabajo pastoral comunitario - aconsejado y apoyado por la comunidad misionera de los Padres Redentoristas - deciden llevar a su Diócesis el M.C.C., para lo cual se toma contacto con la diócesis de Valparaíso, para que asuma en calidad de "diócesis madrina".

            En agosto de 1971, viajarán a vivir Cursillos a la Diócesis de Valparaíso, 9° Cursillo, en el Santuario de Lo Vázquez seis dirigentes de comunidades de La Serena y Coquimbo. Paralelamente a esto,, hermanos y hermanas de Ovalle viajaran a vivir el Cursillo de la Diócesis de Santiago.

El propio Arzobispo decide vivir la experiencia, participando en el  Cursillo N°10 de Valparaíso en el Santuario de Lo Vásquez , en el que compartirá la experiencia con el entonces Obispo de Copiapó, Mons. Carlos Camus.

 

Al principio se forma un Presecretariado, con base en Ovalle, donde reside el grupo más fuerte y organizado de  cursillistas, los que con gran esfuerzo logran organizar el Primer Cursillo de Hombres de esta Arquidiócesis en el año 1971, en Tongoy, con todas las limitaciones y problemas materiales y humanos que ello implicaba, tanto por falta de experiencia como de medios. Este se realizará del 30 de Septiembre al 03 de Octubre con un equipo conformado en su gran mayoría por hermanos de Valparaíso. Sólo tres de sus integrantes serán de esta Diócesis. Entre el 17 y el 20 de Febrero de 1972 se realiza en Ovalle el 1er Cursillo de mujeres, también con Equipo de Valparaíso,.

Cursillo Nº 1 de Hombres, La Serena

   
     

  El impulso de los Cursillos en la Diócesis fue dado con gran entrega y dedicación por hermanos de la Diócesis de Valparaíso, nuestra “Diócesis Madrina”.

A partir de los primeros Cursillos de Varones  y mujeres de la Arquidiócesis, se empiezan a realizar los Cursillos en las ciudades de Ovalle, en el Colegio “Amalia Errazuriz” y en el Colegio "La Providencia", y en La Serena, en el Colegio “Juana Ross de Edwards”, ambos a cargo de Monjas de la Divina Providencia, también entusiastas cursillistas.

En 1976 se logra el reconocimiento oficial por la Asamblea Nacional del Secretariado de esta Arquidiócesis, con sede en La Serena.

 

   

Cursillo Nº 1 de Mujeres, La Serena

                        En los años 1977 y 1978 se realizan los Cursillos N°8 de Hombres y Damas, en el Colegio “Juana Ross de Edwards” de La Serena. con Guillermo y Sonia Machala como primeros rectores de la Diócesis y Equipo formado por hermanos de Ovalle, La Serena y Coquimbo, reforzados mínimamente por dirigentes de Valparaíso, a partir de los cuales se concreta la regularidad de los Cursillos y su organización mas definida

            El Secretariado Arquidiocesano -desde La Serena- logra estructurar una organización en base a Centros en las ciudades de La Serena, Coquimbo, Ovalle, Andacollo e incluso Vicuña, lugares donde a su vez se constituyen varios grupos que aún conservan su identidad dentro de la Pastoral Diocesana.

            La participación del M.C.C. de La Serena siempre ha sido destacada por su nivel de compromiso, tanto a nivel diocesano como nacional. Así, será la espina dorsal del Sínodo Arquidiocesano de 1977; tendrá a su cargo la Preparación de la visita del Santo Padre Juan Pablo II de Abril de 1987.

Por otra parte, como Secretariado ha realizado importantes aportes no sólo a las actividades del Movimiento sino a la discusión doctrinaria y a los avances en el campo de los principios ideológicos del M.C.C.

            En el Encuentro Nacional del M.C.C., realizado en Santiago, en Octubre de 1990, se confía a la Diócesis de La Serena, la Sede del SecretariadoNacional del Movimiento, lo que es ratificado por otras dos años en el Encuentro Nacional realizado en Viña del Mar en octubre de 1992. Este Secretariado Nacional cumplió una gran misión, al redactar una “Actualización de los Rollos de Cursillo”, a la luz de Nuevas Ideas Fundamentales del M.C.C., aprobadas en el IV Encuentro Mundial efectuado en Caracas, Venezuela en Noviembre de 1990. También este Secretariado Nacional desde La Serena  puso al día la deuda histórica que tenía nuestro Movimiento con Organismos Internacionales.

            El Secretariado Nacional con sede en La Serena destacó por el gran número de Cursillos de Dirigentes que se efectuaron a través de todo el país y por la realización del Pre-Encuentro Latinoamericano del M.C.C. Conosur efectuado en La Serena, en Mayo de 1994, con la asistencia de los Delegados de esta parte del Continente. Asimismo, llevó a cabo un Encuentro de Jóvenes del M.C.C. que se verificó en 1994, en Rancagua.

            El Secretariado Nacional, hizo un serio intento de “aggiornar” la base conceptual teológica de los Rollos del Cursillo a la realidad nacional, haciendo nuevas proposiciones a nivel nacional que han contribuido a aclarar de la Misión del Hombre en el Mundo. Destacándose en esta tarea los integrantes de los Secretariados Nacionales los matrimonios: Hidalgo Jovanetti, Viada Ovalle, Aron Melo, Vivanco Reyes, González Huerta, Avalos Ramírez y Camus Galleguillos.

            En la labor pionera por el establecimiento de los Cursillos en esta Arquidiócesis, hay rostros definidos por su destacada participación en el asentamiento definitivo de esta obra Apostólica en nuestro medio. En un principio, esta labor la cumplieron dirigentes de Valparaíso, con auténtico espíritu misionero entre los que cabe mencionar los nombres de los matrimonios Leiva, Severin, Arze, Wilson, Zúñiga y Nina Sanguinetti y de los Padres Mario Sanguinetti, Miguel Saez (Q.E.P.D.) y Pelayo Domínguez (Q.E.P.D.)

            Entre los precursores del M.C.C. de la Diócesis de La Serena podemos nombrar al propio Monseñor Juan Francisco Fresno, al Padre Domino Mileo, a los Padres Redentoristas Orlando Valenzuela, José María Muñoz (Q.E.P.D.) y el Padre Cansino, quienes acompañados por los sacerdotes de San Viator Padre Saturnino López (Q.E.P.D.) y Saturnino San Martín fueron la base espiritual del M.C.C. Entre los laicos podemos nombrar a Sergio y Matilde Peralta, Hugo y Gladys Gómez, Félix White (Q.E.P.D.) y Angelita, todos ellos de Ovalle; Gabriel y Nancy de Toro, Pedro y Teresa de Saavedra, Guillermo y Adriana de Ireland de Coquimbo, Carlos y Cristina de Ríos, Ismael Araya, Osciel Reyes, Horacio y Sara de Gonzalez, Ramón Maureira, Ester Vera, todos ellos de La Serena.

            Las semillas arrojadas por estos hermanos en la Diócesis, dieron fecundos frutos en la Orden de San Alfonso de Ligorio, e importantes contingentes de Religiosos Redentoristas se vuelcan de lleno al trabajo del laicado mediante el Método de los Cursillos de Cristiandad. No podemos dejar son nombrar en este importante período la labor formadora del Padre José María Muñoz Ríos (Q.E.P.D.)  unida a la de los Padres Orlando Valenzuela Muñoz, Alejandro Ríos, Juan Foster y de varios otros presbíteros de esa orden, que sería largo enumerar.

            Tampoco podemos dejar de nombrar a los sacerdotes diocesanos "cursilleros hasta la médula", como el Padre Waldo Alcalde Rivera (Q.E.P.D.), el Pbro. Julio Ahumada (Q.E.P.D.), el Padre Cupertino Cortés (Q.E.P.D.) y varios otros incorporados al polvo de la tierra.

            Finalmente conviene mencionar, aunque sabemos que vamos a herir su natural modestia, a las Hermanas de la Divina Providencia de La Serena y Ovalle, que nos facilitaron los primeros locales para los Cursillos. La Hermana Mercedes Hervias (Q.E.P.D.) fue nuestra primera “Instructora de Escuela” dentro del Movimiento. Sus Jornadas de Escuela las impartía desde la Parroquia de Lourdes de La Serena, bajo la dirección del Padre Waldo, en tiempos difíciles para reunirse (1977-1978). 

La Hermana Gregoria Cicarelli, todavía en acción, inició su Nuevo Apostolado, la creación y desarrollo de la Orden de las “Hermanitas Misioneras Diocesanas”, después de vivir la experiencia del Cursillo de Cristiandad. Por ese motivo, todas las Novicias de ese Apostolado son enviadas a Cursillo hasta ahora.

            Los Cursillos recibieron también gran refuerzo de parte del sucesor de Monseñor Fresno, Monseñor Bernardino Piñera Carballo, y tuvo respetuosa convivencia durante el mandato de Monseñor Francisco José Cox Hunneus y el apoyo del actual pastor Mons. Manuel Donoso

                 Los Cursillos en la diócesis de La Serena, se han hecho regularmente a razón de dos de Varones y dos de Damas por año. En el año 2001, al cumplirse los treinta años del primer Cursillo, se habían realizado 43 de Hombres y 42 de Mujeres, lo que ha permitido que al completarse las tres décadas de existencia, hayan vivido esta experiencia de Gracia, más de 2.800 personas entre hombres y mujeres, siendo notable el impulso de toda la Pastoral diocesana, gracias a esta labor, pues casi la totalidad de los dirigentes en diversas las instancias de Iglesia, son cursillistas y confiesan que la vivencia del Cursillo fue vital en su compromiso y perseverancia. Por otra parte, la casi totalidad de los ministros Laicos y Diáconos son también Cursillistas.

El movimiento ha jugado a través de sus hombres y mujeres un papel destacado en los ambientes de la Arquidiócesis, lo que se hizo particularmente evidente los años 1975- 1985, años muy tensos entre la Iglesia y el gobierno autoritario de la época. Así por ejemplo, durante el mandato de Monseñor Fresno, fueron cursillistas los servidores de la Vicaría de la Solidaridad, que brindó atención social y legal a los perseguidos y sus familias. 

También fueron cursillistas los que formaron “Shalom”, esto es, el “Circulo de Profesionales Cristianos para el Desarrollo”, agrupación que bajo la inspiración de los Religiosos Redentoristas "Cursilleros", logró reunir a los católicos militantes e impulsar planes de ayuda al campesinado pobre de la Arquidiócesis, en los tiempos  de la gran crisis de principios de los años ochenta. 

Cabe indicar los aportes que el dirigente Misael Camus ha realizado en el nivel de la reflexión teológica del Movimiento. Destacan entre sus escritos dos textos: "Pedagogía del Cursillo", y "Los Cursillos Vertientes de Espiritualidad". Sin duda, el texto editado en 1998, “Movimientos Eclesiales Laicales. Novedad, Aportes y Desafíos”, que es una reflexión seria y orgánica en la dirección de la Teología Pastoral sobre los movimientos”, es un aporte significativo a nivel general. 

En síntesis, nuestro actuar como “M.C.C. de La Serena” ha vivido modestamente el misterio de su constante “Hominización”, para que todos seamos cada vez más “Divinizados” en la Plenitud de Cristo, El Señor. “Ir a Cristo, llevar a Cristo y traer a Cristo; he ahí el Gran Reto que tenemos por delante” (Boff).

 3.- ACTIVIDADES DEL MOVIMIENTO EN LA DIOCESIS: 

   
SITIO WEB:  
FACEBOOK:  
EMAIL:  
   

La mantención y actualización de esta página web es de única y exclusiva responsabilidad del
Secretariado Diocesano respectivo